Añoño Ahumada, lo que no se ve detrás de sus cuadros

arte y pintura en Sanlúcar de Barrameda

 

"Todos y cada uno de sus cuadros llevan el color de Sanlúcar de Barrameda impregnado". Estuvimos con Añoño Ahumada en el Salón Doñana de nuestro hotel, donde ha expuesto una selección de sus cuadros durante el mes de Agosto. En la siguiente entrevista hablamos sobre arte impresionista, y el color de Sanlúcar de Barrameda.

 

 

En primer lugar, ¿podría hablarnos brevemente de su trayectoria como pintor sanluqueño de temas costumbristas? (Comienzo-formación, influencias, temas que trata, etapas de su pintura, etc.).


Desde pequeño. Mi pintura y mi trayectoria vienen desde pequeño. Mi padre era aficionado a la pintura, él tenia un estudio en casa donde pintaba en sus ratos libres y demás, y yo desde muy pequeño estoy viendo su estudio, las pinturas, a él pintando, y eso siempre me ha gustado. De pequeño ya empecé a hacer mis primeros pinitos con los pinceles y demás aunque de él no pude aprender mucho porque murió cuando yo tenía 13 años, por lo que yo soy autodidacta total.

 

 

Ante todo llama la atención en su pintura el recurso a un pintoresquismo pasado para la elaboración de los temas, posiblemente hablamos de escenas ambientadas en los años cuarenta o cincuenta. ¿Cuál es la principal finalidad que usted persigue en su pintura? ¿Por qué una vuelta tan romántica al pasado para expresar sus ideas?


La verdad que no sé el por qué, pero a mi lo que más me emociona es reflejar cosas del pasado, recuerdos e incluso cosas que no he vivido, anteriores a mi. Por fotografías y por documentación he pintado cosas mucho más antiguas de lo que me corresponde. Hay muchos pintores que lo normal es que pinten la realidad actual, sobre todo los pintores realistas, mientras que a mí me atrae pintar los recuerdos.

 

 

En su pintura observamos un dibujo amable pero riguroso que dignifica al personaje -la campesina o el marinero, por ejemplo-, tal y como ocurría en los grandes realistas franceses como Courbet o Daumier, ¿existe también en sus obras algún tipo de reivindicación social explícita? ¿O en realidad, los tipos sociales faenando son tomados como un motivo anecdótico más de la composición?


Lo segundo. Aunque yo tenga mis pensamientos políticos o mis pensamientos reivindicativos no es algo que yo refleje en la pintura. Es que la pintura la trato como un ejercicio de relax, las emociones que yo siento con ella no me vienen de ningún tipo de crispación ni nada que se le parezca.

 

 

Sabemos que, como no podía ser de otra manera, los coloridos temas marineros radiantes de luz, en concreto los que hacen referencia directamente al paisaje sanluqueño, son una constante en su pintura. Pero estilísticamente, ¿hasta qué punto ésta se encuentra influenciada por los golpes de luz del "luminismo valenciano" que profesaran grandes artistas como Sorolla o Pinazo?
Sí, sobretodo Sorolla siempre ha sido para mí un pintor referente. Aunque mi estilo sea totalmente distinto, siendo yo más detallista y Sorolla diera unas pinceladas muy sueltas (todo lo contrario a mi), el estilo y la luz que conseguía en sus cuadros es lo que a mí siempre me ha emocionado.

 

 

pintura en Sanlúcar de Barrameda

 

 

Por otra parte, en cuanto a su técnica personal, ¿en algún momento de su proceso de trabajo hace usted uso de la fotografía como base compositiva al igual que otros afamados pintores realistas actuales como Antonio López? O, por el contrario, ¿su trabajo es fruto exclusivo de la observación de la realidad? ¿Qué opinión le merece la importancia creciente de las nuevas tecnologías en la realización de las manifestaciones artísticas actuales?


Yo utilizo mucho la fotografía como base, de las mismas fotografía hechas por mi. Aunque no sea muy buen fotógrafo me ayudo de ella. Dentro de cada cuadro hay partes en las que he utilizado la fotografía, otras la imaginación pues hay cosas que son inventadas. Por ejemplo de un patio del que quiero sacar una escena costumbrista habrá cosas que no corresponden a la escena que quiero representar. Y sobre las nuevas tecnologías, me parece muy bien. Están ahí para que hagamos uso de ella y debe de estar al servicio de no solo los artistas, si no de todo el mundo.

 

 

En pleno contexto de crisis económica como el que estamos padeciendo, resulta obligada la siguiente y última pregunta: ¿cómo ve usted la situación actual de la pintura realista costumbrista y qué futuro le augura?

 

No solo la pintura realista-costumbrista si no el arte en general es uno de los elementos más castigados por la crisis. Podemos decir que el arte es un artículo de lujo, que no es el plato de habichuelas en el que hay que gastar dinero. Lo que pasa es que siempre hay gente que le emociona tener una obra de arte y hace un esfuerzo. Estoy viviendo de la pintura y doy gracias por ello.